posts

Madre primeriza: ¿qué me pongo?

6 meses 
Recuerdo que cuando me enteré que estaba embarazada, en junio de este año, entre todas las cuestiones que se me vinieron a la cabeza en forma de preocupación, el tema de qué ropa usaría no estaba entre ellas. Hacía frío, mi panza era nula y contaba con muchas prendas holgadas. Claro, es fácil pensarte embarazada en los primeros meses porque el espejo no devuelve una imagen muy distinta a la que teníamos antes de enterarnos. ¿Qué podría cambiar tanto como para que tenga que comprar ropa nueva?

Conforme van pasando los meses, esa pancita divertida que convivía bien con algún rollo preexistente empieza a crecer y no sólo ella lo hace sino también nuestros pechos. Las camisas relajadas y los sweaters un talle más se van quedando en el camino y el cuerpo necesita que salgamos de compras. Confieso que estaba negada porque también un poco me negaba a dejar de "ser yo" y la idea de tener que modificar mi estilo en pos del embarazo no me parecía de lo más atractiva. 

Lo primero que compré fueron unas calzas que me parecieron perfectas para estar en casa en plena pandemia viendo cómo la panza sumaba volumen. Luego caí en la tentación de seguir comprando, un poco por necesidad y otro poco porque, en este plan de seguir siendo la Aninka de siempre, no quería caer en los looks demasiado caseros (alguna vez les conté que soy enemiga de la joggineta).

Así fue como sumé jeans (difícil pegarle al talle online y con panza en crecimiento), remeras, sweaters y musculosas. A pesar de que en el día a día gusto de no repetir prendas y armar combinaciones nuevas, en un contexto de encierro y poca actividad en el exterior con 5 o 6 prendas podemos hacer malabares cada semana. 

Esta es de ayer, en stories de Instagram y con una panza de 34 semanas

Para las que están embarazadas -o planean estarlo pronto- les comparto algunos consejos en base a mi propia experiencia:

  1. Comprar sí o sí: un jean y una calza. El jean es apto para salidas y las calzas para estar en casa.
  2. Respecto de los talles, los mismos varían según el modelo de pantalón lo cual es un garrón porque, por ejemplo, un jean recto te puede quedar perfecto pero el mismo talle en un pantalón de gabardina puede quedar chico. Pensando que era la tela el problema, elegí un talle más en el segundo pantalón que me compré de gabardina... y me quedó horrible (grande y bolsudo). 
  3. Las marcas donde compré pantalones y calzas son Venga Madre y Maa Maternity pero al parecer en varias marcas todos los jeans en realidad son de Venga Madre (lo que varía es si hay más o menos talles). 
  4. Para las prendas superiores el asunto es un poco más simple porque además de las marcas para embarazadas podemos jugar con otras marcas al elegir talles una o dos veces más grandes de los que solemos usar (y de última cuando volvamos a nuestro estado anterior podemos seguir usando esa ropa en combinación con algo ajustado). Pero estas remeras y estas musculosas han sido mi mejor inversión hasta ahora.
  5. También compré en Portsaid, Mishka y Zara. Pasé del M/L al XL y encontré mucha más variedad de estampas, formas y colores respecto de la oferta que tienen las marcas para embarazadas (que se mueven entre una o dos estampas y colores neutros como el crudo, el negro y el gris).
  6. Cuando empezó el calor sumé las camisas que ya tenía pero abiertas y con una musculosa abajo.
  7. Vestidos todavía no usé pero es más por una cuestión de vanidad: hace mil años que voy a la cama solar y este es el primer año que no voy. Tengo la piel más pálida que nunca y, por ahora, me niego a que otros la vean (ya sé, a nadie le importa pero cada una lucha con sus propios prejuicios). Para las que no tienen este problema, les recomiendo que busquen vestidos que sean amables con el escote porque el pecho crece y tira y muchas veces no prestamos atención a eso.
  8. Respecto de la ropa interior, a partir del sexto mes sentí la necesidad de usar algodón. Gusto mucho más del encaje pero el cuerpo me pidió un material amable con la piel así que compré vedetinas básicas por Mercado Libre, bombachas en Deville y conjuntos en Selú
  9. Finalmente, el calzado. Van a notar que los pies piden comodidad ya que el cansancio aumenta y necesitamos sostener todo el cuerpo de la mejor manera posible. En invierno usé botas y zapatillas (me compré unas de Puro para ponerle un poco de onda a los looks cotidianos) y ahora en verano sólo uso sandalias chatas y abiertas.

Espero que estos tips les den una mano a la hora de elegir qué comprar y dónde hacerlo. Ahora que estoy a casi un mes del parto prefiero no comprar nada más porque no tiene sentido: esta panza XL tiene los días contados... ¡no saben las ganas que tengo de volver a mi ropa pre-embarazo! Sé que el cuerpo se va a tomar su tiempo para acomodarse así que sólo hay que tener paciencia y dejar que la naturaleza haga su trabajo.

Por esta semana me despido y les deseo un gran comienzo de 2021. Ojalá este año que se va se lleve todo lo negativo que tuvo y los próximos días nos encuentren con energía renovada y ganas de estar mejor. ¡Felicidades para todas!

5 comentarios:

  1. Hermosa panza Anín! Gracias por todos los tips.

    ResponderEliminar
  2. Jajajajja idem tema joggineta Yo tengo una nena de 17 meses Baje un montón de peso dsp de tenerla más de lo que había engordado(que no era poco) Mí ropa preembarazo me quedaba grande(moría con volver a los jeans tiro alto, mí básico x lejos) Se vino la cuarentena, cada vez más cerca de la joggineta cuando me enteré que estaba embarazada de nuevo Pero como había bajado mucho Tooodos mis jeans de maa maternity y venga me quedaban grandes jajjajajaja
    Ahora ya de 32 semanas vivo en vestidos y faldas largas aprox hace 3 meses
    Y una clave que aprendí es las bombachas seamless Este embarazo no lo dude e invertí en comodidad de una
    Éxitos en la etapa final Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué sube y baja el tuyo! Montaña rusa emocional y de indumentaria, jaja! Felicitaciones por el embarazo... te queda poquito!!
      Con lo de la ropa interior re coincido y yo me avivé tarde. Recién ahora sumé corpiños y bombachas cómodas pero me negaba a dejar de usar lo que ya tenía (y que con el paso de las semanas me quedaba cada vez más incómodo).
      Beso grande!

      Eliminar
  3. Qué sube y baja el tuyo! Montaña rusa emocional y de indumentaria, jaja! Felicitaciones por el embarazo... te queda poquito!!
    Con lo de la ropa interior re coincido y yo me avivé tarde. Recién ahora sumé corpiños y bombachas cómodas pero me negaba a dejar de usar lo que ya tenía (y que con el paso de las semanas me quedaba cada vez más incómodo).
    Beso grande!

    ResponderEliminar