posts

La naturaleza hecha joya



Una de las cosas que siempre disfruto gracias a este blog es tener la oportunidad de conocer a diseñadores, emprendedores y apasionados. Algunos de ellos han descubierto su vocación mientras estaban insertos en una rutina completamente opuesta y otros han recorrido el camino del estudio y la capacitación sabiendo desde siempre que el diseño, en alguna de sus ramas, era lo que estaban destinados a perfeccionar.

Cuando se dice que todo está inventado algo de razón hay.  ¿Acaso no estamos hartas de ver el mismo modelo de zapato repetido en todos lados? De eso no hay duda. Pero también hay que reconocer que aún quedan vuelos creativos de la mano de personas que no se conforman con estar dentro del promedio y buscan, desde su universo personal, contagiarnos con su cuota de originalidad.

Es en este contexto en el que puedo describir el trabajo artesanal que realiza Yamila Regueira. Esta joven de 34 años me recibió hace unos días en su taller/showroom situado en la calle Libertad, casi Av. Corrientes. Es notable la locación ya que en esa zona uno se encuentra literalmente rodeado de aros, anillos, pulseras y colgantes pero con una particularidad: todas las piezas son iguales. Sin embargo, subiendo al 6to. piso del edificio donde estaba citada, me sumergí en un espacio absolutamente único, resguardado por la calidez de su dueña y el encanto de sus piezas.



"Diseñadora, hacedora, artesana", fue lo que me dijo cuando le pregunté cómo se describiría. Yamila estudió "abandónicamente" la carrera de Diseño de Indumentaria pero ese paso por la Universidad le abrió la puerta a su actual actividad ya que, gracias a un trabajo sobre accesorios que le pidieron en la Facultad, descubrió que el diseño de joyas era lo que realmente le gustaba.
Comenzó a comercializar sus creaciones en el año 2005 y sus accesorios nacían de la combinación de piezas que compraba en Once, en una época en la que su competencia era intensa porque muchas emprendedoras se lanzaron a vender bijouterie. Por ello afinó el ojo y llegó a la conclusión de que lo suyo debía ser original poniendo el acento en los dijes.
Durante 3 años estudió en un taller privado de joyería y contó con la suerte de tener una profesora escultora que no sólo la ayudó a cuidar los detalles (aprendió a modelar sus piezas en cera rígida, como si se tratara de pequeñas esculturas) sino que contribuyó a ampliar las fronteras de su creatividad.



Así fue que en 2009 ve la luz Yamila Regueira / Joyería Contemporánea con un presente que encuentra a su diseñadora buscando ampliarse en cuanto al local, dando clases en su taller y buscando adornar a mujeres que quieren destacar desde los detalles.
La idea principal que rodea cada joya está vinculada a la naturaleza. "Los animales, los bosques y el mar están siempre en mis creaciones y desarrollo las colecciones por familias. Las principales son África, Bosque, Desde lo Profundo y Goteadas". Así describe parte de su mundo interior que toma la forma, por ejemplo, de un anillo que parece el fondo del mar o de aros que simulan ramas.




Es imposible no enamorarse de sus diseños. Hay tanta originalidad y cariño puesto en cada joya que dan ganas de comenzar a coleccionarlas. En materia de precios, el margen promedio está entre los $400 y los $2000 aunque también hay algunas piezas más caras por el trabajo que implicó hacerlas. Por el momento el pago es sólo en efectivo pero eso cambiará pronto, cuando inaugure shop online y el pago con tarjetas en el showroom.





 



Espero que hayan disfrutado de este tesoro escondido en el Microcentro. Pueden seguir a Yamila en Instagram y conocer más sobre sus diseños en la web de la marca (que supo ser un blog allá lejos y hace tiempo).

¡Gran fin de semana para todas!

6 comentarios:

  1. Yamila Regueira10/3/17 10:53

    Un placer recibirte en el taller y gracias por la mirada tan generosa!! 😊

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a vos por la invitación ♥

      Eliminar
  2. Hola :D.

    Tremendo trabajo, ame el collar de rinoceronte, felicitaciones a Yamila.

    Cariños desde Chile, con dias aun en pleno verano.

    Liliana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa pieza es única, Liliana. Impresionante y única.

      Besos muchos desde una Buenos Aires cercana al otoño (¡al fin!).

      Eliminar
  3. Me he dado una vuelta por su web y tiene auténticas maravillas. Tiene una seguidora más. Besos!

    ResponderEliminar

Compulsión de comentarios