posts

El hechizo de Zara

En este momento estoy sufriendo de una terrible ansiedad textil y muero de ganas (¡¡muero!!) de irme a la Av. Santa Fé y llevarme por delante percheros, prendas y cuotas. No puedo ir: estoy trabajando y además ahora soy una mujer nueva que mide sus gastos y prioriza su hogar... bueno, tampoco la pavada. La tarjeta no cerró asi que mejor espero una semanita para apagar esta sed voraz de compras.
-
Actualmente mi instinto shopperil viene domado, por lo menos en lo que respecta a ropa. He invertido mucho en blanquería de Falabella. Tienen cosas divinas, simples (net) y en precio. Como las cosas tengo que hacerlas compulsivamente, un día antes de mudarme me fui para Unicenter y gasté $800 de una. La semana pasada volví pero al de Dot y me llevé un baúl divine (regalo de Mamá: ¡gracias!), dos almohadas y dos fundas grandes y mullidas. Me parece que José Falabella debe estar chocho de que apunté a su mega store en lugar de seguir gastando en Complot, Paula y Zara.
-
Hablando de Zara, el viernes pasado me hice un mimo y me regalé un sweater escote bote de manga corta. Es gris y tiene rayas verticales de colores ochentosos (verde loro, rosa, dorado, azul: un arcoiris interesante). Por $200 logré una sonrisa ya que hacía rato que mi stock de ropa no tenía un nuevo amigo.
Ese día disfruté mucho todo lo que ofrecía la marca y de no ser por la fecha hubiera tarjeteado a más no poder. Lo que pasa con Zara es que ejerce un poderoso hechizo en mi. Por ejemplo, el hecho de estar en un local tan amplio y que ninguna vendedora me pregunte qué quiero o me diga que me veo exquisita con lo que me probé, es algo que suma. Puedo recorrer tranquila, llenar mis manos de perchas y luego solita decido qué llevo y qué no.
Sé que los precios no son accesibles pero la originalidad de las prendas compensan los billetes de más que dejo en la caja.
-
Además de todo esto, el encantamiento de Zara en mí es tal que alguna vez pensé en trabajar ahi. A ver, me explico mejor: tengo trabajo hace 12 años y por la estabilidad que me da, el sueldo increscendo y la comodidad del cargo, no se me pasa por la cabeza dejarlo y buscar algo nuevo. Pero ("siempre hay un pero", diría mi psicóloga) tengo un problemita que roza el T.O.C.: ¡adoro ordenar ropa! Nací con la facilidad (!) de doblar bien una prenda sin ningún esfuerzo y me derrito de amor cuando veo esos montículos eternos de camisas, remeras y sweaters que descansan en el sector de los probadores de la tienda. Las chicas tienen una cara de totó importante: les debe pudrir al mil tener que doblar y doblar cada día de trabajo. Pero yo lo haría con una sonrisa indeleble y por la tercera parte de lo que ganan.
-
Teniendo en cuenta todo esto, hace unos meses me acerqué a preguntar cómo podía ingresar: dije que amaba ordenar ropa, que ya tenía un trabajo asi que no me importaba el sueldo y que tenía la mañana libre para desarrollar mi destreza. El globo se me pinchó en dos segundos: hay que trabajar los fines de semana (FORGET IT), entrás trabajando en un turno pero te rotan a otro y, hablando de rotación, no sólo doblás ropa sino que vas a la caja, al probador y al depósito.
Asi que no puedo cumplir mi deseo de pasar horas acomodando cada prenda. La única que me queda es hacerlo en casa u ofrecerme a ordenar los guardarropas de otros (varias veces me lo han pedido y fui F E L I Z).
-
Retomando la magia de Zara sobre mi persona y atento a que detesto el verano por el calor constante y la humedad, me puse a chusmear qué propone la marca en su colección Otoño/Invierno de este año (en el otro lado del globo están con el frío en ascenso). Confieso que me enamoré del 95% del lookbook y espero encarecidamente que traigan la mitad para nuestro país en 2011.
-
Mientras suspiro pensando qué me voy a comprar la próxima semana, los invito a que se dejen hechizar con la moda de Zara para las temperaturas en bajada. Dé más está decir que quiero TODO y ojalá así sea para poder tener más y más ropa para doblar. ¿Loca yo? ¡De remate!











17 comentarios:

  1. Zara.. ummm.. Zara.. con mi afán de seguir con los estudios de derecho comparado.. tengo que... TENGO QUE!!!!.. decir que Zara en Colombia es una pesadilla. Hay mil vendedores, hay mil personas comprando, hay mil prendas iguales. Este problema es el más grave porque TODAS las mujeres colombianas se visten IGUAL. Que horror! Me gusta mucho Zara, de hecho hoy tengo puesta una falda hermosa que compre en Zara cuando vivía en otro país. Creo que me tengo que mudar a Buenos Aires. Hay cosas chéveres. ¿Cómo va la mudanza?
    Saludos!
    MARIA CAROLINA

    ResponderEliminar
  2. María Carolina: te cuento que acá Zara no tiene nada que ver con tu descripción. Salvo los días que hay "sale", vas un martes a las 15 hs. y es un placer total. Además, cada prenda es distinta por lo que salís con algo que sentís que nadie tiene. Es más, jamás vi en otra persona algo que yo tenga de Zara... ¡y seguro muchas compramos lo mismo!
    Imagino que la falda que tenés es divina. No sé si mudarte pero si te hacés una escapada a Buenos Aires tenés cita obligada en Zara: hay cosas "chéveres" :)

    La mudanza sigue viento en popa. Ahora tenemos que acondicionar el patio que es lo único que queda en obra. Este mes lo finiquitamos asi que probablemente noviembre sea de estabilidad hogareña en lo que a mudanza respecta.

    Besos compradores desde Buenos Aires!

    ResponderEliminar
  3. Te invito a mi casa jeje, me encanta la ropa pero a diferencia tuya no me gusta doblarla, asi q suelo tener montones de ella por todos lados, a veces me siento mal de verla asi y empiezo a doblar, pero por falta de espacio o falta de habilidad siempre queda un monton sin doblar aventada asi nadamas.
    besos

    ResponderEliminar
  4. Qué bueno que pudiste volver a trabajar, Aninka!
    Uh, yo siempre muero por llevarme todo lo de Zara, tienen tantas cosas re chipis lindas! Además, claro, siempre caigo en coma cuando veo las camisas cuadrillé y los vestidos!
    Sos eternamente bienvenida a mi habitación, entonces! Tengo tantas cosas tiradas sobre el mueble, obvio, el 98% fueron dejadas ahí bajo la frase "Después lo acomodo bien en el cajón" (NEVER AGAIN)
    Yo siempre quise trabajar en un lugar así, pero en una tienda más pequeña, porque me encanta que la gente me pida ayuda para elegir ropa; orgullosamente expongo que, aunque me visto bastante mal, muchos me han dicho que soy buena aconsejando prendas. Eso sí, odio cuando se me acercan a preguntar "Hoola, cómo estás? Te puedo ayudar en algo? No? Bueeeno, cualquier cosita me preguntás, sí?" así que jamás podría encarar así a las milmillones de clientas que entran, sedientas de fashionismo.
    Nuevamente, felicitaciones por tu mudanza! Me imagino que cuando adquieran todos los muebles que necesiten, estarás feliz arreglando la ropa. Y, haciendo referencia a tu anterior post, aguante el saco de Diego, el mejor detalle para darle una onda cálida y reconfortante a su nuevo hogar!

    Muchos saludos y cariños, Aninka!

    ResponderEliminar
  5. Anónimo: Como asumo que es la primera vez que comentás y me gusta decir esto cada vez que veo a alguien nuevo por acá, te saludo con un "¡¡¡BIENVENIDA/O!!!". Te confieso que chocha me meto en la tarea de ordenar placards: pongo las prendas por color, por temporada y hasta sería capaz de comprar las perchas de madera (esas que son mononas) y dejar todo en perfecta sincronía. Ahora que lo pienso, ¿podré lucrar con algo así? Ya me imagino: "Fanática de la moda y el orden se ofrece a ordenar tu guardarropas y dejarlo digno de revista de decoración". Ojo, creo que se me prendió la lamparita...
    ¡Gracias por pasar a comentar! Besos!

    Dnn: "sos eternamente bienvenida a mi habitación": ¡ya tengo el taxi en la puerta! (mejor que Diego me lleve asi ahorro). Contestado el comentario de Anónimo me di cuenta que quizás algún rédito podría sacar. Obvio, a las amigas bloggers, va 100% gratis.
    Sabelo: eso de "después lo acomodo bien en el cajón" es igual a "el lunes empiezo la dieta": don´t work at all.

    Zara es fantástico. Me sorprende la originalidad de las cosas. Tienen básicos eternos (las musculosas, por ejemplo), pero después siempre te sorprendés con algo. Lo único que no me gusta es el calzado: los modelos son lindos pero el material se ve choto.
    Comparto en que estaría bueno ser vendedora y aconsejar sobre ropa a las clientas. Más de una vez me he estado comprando ropa y de metiche nomás le he dicho a alguien (desconocido): "no lo pienses más, eso te queda divino". ¡No puedo con mi genio!

    Gracias por las nuevas felicitaciones de mudanza y le voy a decir a Diego que vos lo bancás con su saco colgado en la ventana :P

    Van más cariños para vos!

    ResponderEliminar
  6. Anin: yo también estoy con la abstinencia post mudanza :P. Los gastos del hogar se llevan todo por ahora. Ya llegará el momento de darnos algún gustito.

    Por otro lado, yo tb había estado chusmeando ZARA y me encanta ese estilo '50s remixado.

    besitos!

    http://vogachic.com

    ResponderEliminar
  7. Yo también amo Zara, y el de Santa Fe es precioso! falta poco para principio de mes, asi que también voy a ir a tarjetear un poco por ahi!. Y yo ODIO ordenar mi ropa, asi que si algún dia tienes una mañana libre, yo encantada de que vengas a poner orden en mi armario, que realmente es un caos!!! jaja

    besotes!

    http://testeadoraa.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  8. Voga.Chic!: la mudanza es genial pero ¡no puedo comprarme ropa! Buaaaaaa! Yo sé que mi momento de compras masivas va a ser en diciembre asi que por ahora me doy algunos mimos de vez en cuando.
    Besos!!

    Pao: el de Santa Fé es el que más me gusta y si a principio de noviembre ves a una loca llena de perchas y con la tarjeta en la mano, ¡esa soy yo!
    Me prendo para ordenarte el placard. Ya puse un aviso en mi estado de Facebook ofreciendo mis servicios de orden y armonía textil (!).
    Más besos!!

    ResponderEliminar
  9. Ani!, viste las cosas que tienen en Falabella para el hogar??, divinas y algunas muy originales!, ni hablar del costo que es súper accesible, yo con la recién mudanza también invertí tiempo y plata en ese mega local y sigo revoloteandolo cada vez que estoy cerca.
    Zara me encanta también, tienen prendas clásicas pero con un toque personal, son cosas súper ponibles que siempre quedan bien, hace rato que no me compro nada para mí ahí, si para mis hijos y los precios en rebajas realmente son rebajados!!! (igual nunca llegó a enganchar buenas cosas de las liquidaciones, vuelan).
    Me morí con tu comentario de que te fascina doblar ropa, yo muchas veces miro a las chicas y el quilombo que les deja la gente me da pena por ellas. Tuve mi época de querer trabajar en Zara hace también muchos años, pasa que en esa época es más lo que me fascinaba estar entre ropa tan linda que el laburo en si, eran muchas horas y fines de semana incluido!, neeext, desistí de la tentación. Igual te admiro por querer postularte actualmente!, definitivamente es algo que te gusta.
    De la colección de invierno actual de afuera me quedo con algunas, no me gustaron todas, hay algunos equipos muy de señora o es solo mi percecpción?
    Beso grande!
    Pau
    Al contrario tuyo amo el calor, el invierno me agota, será que con los chicos que se viven enfermando es más estresante.

    ResponderEliminar
  10. Pau: las cosas de Zara son divinas y la ropa de chicos es super monona. Cuando tenga los míos van a estar vestidos mega trendy en Zara ;)
    Puede ser que algunos de los looks que puse son de señora pero a mi me gusta esa onda, al menos para trabajar. Igualmente no todo el conjunto puede andar, sí algunas prendas.
    Y sobre el calor... ¡fush! Entiendo que para vos es mejor: los chicos no se enferman como en invierno.

    Muchos besos y buen finde!!

    ResponderEliminar
  11. ojo, me encanta Zara, hace unos años trabajaba en un Banco y el look diario era mucho más serio, ahora estoy en una agencia de publicidad y es súper descontracturado y quizás por eso lo veo tan de señora, igual es depende con que se combine, si lo veo puesto en alguna chica por la calle a lo mejor me da otra percepción, el 3 y el 4 son los equipos que me dieron esa impresión, aclaro que tengo una pollera igualita a la marrón con tablas de mis épocas bancarias y esa con un blazer entalladito queda divina y chatas con medias opacas, igual acá me mirarían raro si me vengo así,no quita que lo pueda hacer.
    Besos!, vi que hay post nuevo, ahora chusmeteo.
    Pau

    ResponderEliminar
  12. jajjjja...cuando tengas un ataque TOC de ordenar y doblar te invito a doblar ropa en el cuarto de mi hija menor que ama la ropa pero no doblarla jajjj

    ResponderEliminar
  13. CHM: ¡el ataque de TOC lo tengo a diario! Si fuera por mi me la pasaría ordenando ropa, al menos un ratito cada día. No sé cuántos años tendrá tu hija pero cuando yo era adolescente tenía un placard repleto de cosas pero era un caos. Me parece que es parte de la etapa: el desorden interno se exterioriza. Estoy segura que cuando crezca un poco, y atento a que ya es pilchera, seguro va a querer que su guardarropas luzca de primera.
    ¡Gracias por comentar y espero sigas haciéndolo!
    Besos!!

    ResponderEliminar
  14. Me gusto y preocupo la frase... el desorden interno se exterioriza...

    sdls,

    ResponderEliminar
  15. Anónimo7/1/11 18:06

    me encanta zara!! es lo maximo, solo de esa tienda me visto... en mi pais Zara es de lo mas exclusivo!!

    ResponderEliminar
  16. te juro que pense q era el unico ser en la faz de la tierra que le gustaba ordenar la ropa... mis amigas me piden q les valla a ordenar el closet y yo feliz de la vida por un vasito de jugo y un pan.
    se rien xq hasta mi ropa interior la tengo ordenada
    saludos
    paz de chile

    ResponderEliminar
  17. Pazi: ¡Bienvenida! ¿Asi que de Chile? ¿Adiviná quién es chilena? ¡Yo! Vivo acá hace 27 años pero cada tanto retorno a Santiago y me lleno de Chile por un tiempito.
    Compartimos la nacionalidad y el gusto por el orden... ¡yo también tengo la ropa interior ordenada!
    Un beso grande y espero más visitas tuyas por acá :D

    ResponderEliminar

Compulsión de comentarios