posts

La vi, la quiero pero (por ahora) no la tendré


Si hay algo cierto es que no sufro de empacho. Puedo sumar y sumar carteras a mi vida y jamás me cansaré de seguir haciéndolo. Cuando tengo la que quiero ya estoy soñando con otra pero a todas las amo casi por igual (preferidos hay siempre). Sin ir más lejos, recibí una bellísima cartera suela de Lazaro como regalo de Navidad de mi novio y ayer cambié una remera en Sweet que me habían regalado por mi cumple y me llevé a casa... una cartera. No nos olvidemos que mi mamá tuvo la genial idea de regalarme una Gift Card de Prüne que aún no he usado.
Hace unos días, caminando por Av. Santa Fé, pasé raudamente por Blaqué repitiendo "te ignoro, te ignoro" en mi cabeza y me encontré con esta mononura:


En la vidriera, esta belleza me guiñaba el moño y yo no pude más que responderle con mis pestañas bailando. Me pasó sus datos: "salgo $569 y quiero estar en tu hombro" y yo le dejé mis suspiros.
La vi, la quiero pero (por ahora) no la tendré.

9 comentarios:

  1. Esa cartera es una casquibana!!! Mirá que plantarse así a decirte esas cosas... me pasa absolutamente: las prendas y accesorios me hablan desde la vidriera... me parece que mañana lo voy a comentar en terapia... jajajaj!!!

    ResponderEliminar
  2. Yo se que le dijiste: "Hasta dentro de unos dias!!!". Admitamoslo, ese "por ahora" es va acortando dia a dia porque cuando se nos mete una prenda/accesorio en la cabeza, mas temprano que tarde la hacemos nuestra... yo ando en crisis, quiero una sandalitas blancas y el blanco no esta de moda este verano.. todo mal!!!

    ResponderEliminar
  3. Qué empacho? lo tuyo es un mal de ojos m'ija jajaja! Andás ojeando carteras pur ái :P

    Y sí, es una mononura.

    Besitos y me encantó verte y charlar con vos!

    ResponderEliminar
  4. Sí, es un bombón y lo sabe... se abusan de nosotras!!!
    Ya vendrán las 2 corriendo por un padro y se abrazarán en cámara lenta, no lo dudo...
    Un placer conocerte!!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Yo me sentí así frente al jean de las Oreiro, lo dejé pasar. Tiempo después vino a mí en forma de regalo y costando $120 menos. La paciencia tiene sus recompenzas, ja!

    ResponderEliminar
  6. uff pero que cara!!!! es verdad paciencia, a rebajas o descuentos! beso

    ResponderEliminar
  7. Preciosa la cartera! quizá dentro de un mes la encuentres incluso más barata, y ahí sí,no hay excusas para el amor total!!!

    ResponderEliminar
  8. Trapoholica: no sólo me hablaba sino que meneaba el moño de un lado para el otro. ¡Asi no, viejo! Te voy a hacer caso y también lo voy a llevar a terapia :S

    Maca: a vos no puedo mentirte. No sólo me conocés sino que además compartís mi pasión por la compulsión. Veremos cuándo esa cartera y yo nos abrazamos, nos sacamos fotos en un crucero y nos declaramos amor eterno.
    Sobre las sandalitas blancas: ¿en ningún lugar las venden? Arghhhh!

    Voga Chic: mal de ojos, lombriz solitaria, gualicho, los tengo todos juntos y más cuando de comprar se trata.
    A mi también me gustó verte y espero los encuentros sean seguidos :D

    Lola Lola: ¡que bueno haberte conocido! No pudimos conversar mucho pero la onda del grupo era un 10 por lo que compartímos alegría.
    Me gustó eso del prado; también podríamos rodar por el pasto, riendo como locas y enamoradas. Estoy notoriamente del tomate!

    Mati: tu amor fué más que correspondido: ¡ese jean fué hecho para tu cuerpo!
    Soy una maestra zen en paciencia asi que espero nomás...

    Jochi: si, es cara, por eso este amor tiene que esperar. Ayer no tuve oportunidad de hablar con vos pero lo primero que dije cuando Mati te presentó fué: "¡¡que bueno el nombre de su blog!!".
    Bienvenidos tus comentarios por acá y espero nos volvamos a ver pronto!

    Sol: mirá, por lo enamorada que quedé, si le descuentan $10 ya encuentro excusa para llevarmela, jaja!

    ResponderEliminar

Compulsión de comentarios