posts

Camisas: el cuello como accesorio



Con la llegada del invierno de forma intensa y permanente, muchas prendas favoritas quedan desplazadas por otras que se privilegian por el sólo hecho de dar abrigo. Poleras, sweaters, ponchos, buzos... todo ayuda a pasar la jornada sin sentir la temperatura a flor de piel. Las camisas de verano integran el grupo de las prendas que dejan de usarse de forma asidua porque no proporcionan calor. La seda, el encaje y las telas delgadas pareciera que quedan en stand by hasta que el calor vuelva a participar de las jornadas. Pero esto no es del todo así porque a pesar del clima las podemos lucir aunque no en su totalidad sino simplemente destacando sus cuellos.

Admito que llego tarde a la moda de usar la camisa con el último botón abrochado. Me negué a hacerlo cuando lo veía por doquier junto con los collares por debajo del cuello accesorizando aún más la zona. Junto con eso, el uso de la camisa con todos los botones prendidos me sacaba de una de mis zonas de confort que es dejar liberada la parte del escote (no porque tenga mucho por mostrar sino porque estiliza). 
Fue en mi último viaje a Europa que probé este estilo y la verdad es que me gustó mucho.

¿Se nota que llevé un tapado rojo? :P

Mirando algunas fotos en mi cuenta de Instagram noté que hice parte de mi invierno a todas esas camisas que se destacan en verano y a partir de ello nace este post, como forma de darle vida a camisas favoritas aún cuando no abriguen.






Viendo mi guardarropa y buscando más material para transitar los días fríos con cuellos que se destaquen, encontré este primor de encaje que sólo admite temperaturas arriba de los 20 grados aunque su cuello tiene vigencia todo el año.

Camisa de encaje de la colección Otoño/Invierno 2015 de Rafael Garófalo

La clave está en los sweaters: no pueden ser super gruesos porque el cuello se va a perder y todo se verá extraño. Sí a los que son más delgados, de lanilla, cashmere, al cuerpo o cuadrados. No hay más ciencia que esa y van a ver cómo mejora un sweater con camisa en lugar de tener una camiseta por debajo. A mí al menos me resulta en un look con personalidad.

Sólo un poco de ese hermoso encaje y ya mi sweater se renueva

¿Sí o no a los cuellos de camisa como protagonistas? Leo sus experiencias y recomendaciones.

Mientras cae el sol en la ciudad les deseo que terminen la jornada de la mejor forma: con una sonrisa y el calor del hogar. ¡Nos leemos! ♥

10 comentarios:

  1. Aninka, justamente el otro día comprando una camisa me acordé de vos... tiene un lazo para hacerle moño! Aunque claro, podes quitarlo.
    No hace mucho adopté el hábito de utilizar camisas. Debo decir que ahora no me encontraría sin ellas... A pesar de que en mi guardarropas, aun encontras mucha remera, de toda clase y estilo :)
    Sí absoluto a los cuellos de las camisas, mmm lo que no me termina de convencer es ese último botón prendido, es cuestión de probar.
    Saludos invernales desde mi Córdoba querida.

    Gisella.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por recordarme por los moños ♥
      Lo del último botón es prueba y error. Si te sentís demasiado apretada, te da la sensación de no tener aire o simplemente no te queda bien, chau! Lo importante es que no dejemos durmiendo a nuestras camisas y las usemos todo el año.
      Besos hacia Córdoba!

      Eliminar
  2. Hola Anin! Amo las camisas y, a decir verdad, NUNCA se me hubiera ocurrido usar las de verano debajo de un sweater (¿estructurada yo? Nooooooooo jajaj) Casi todos los días uso camisas y ahora son de manga larga; me encantan como quedan las camisas debajo de algún abriguito pero, como en la oficina habitualmente hace calor, suelo usar un saquito que me saco o me pongo según la temperatura ambiente.

    Esa camisa de encaje es un extra primor, ni hablar del ruedo.

    Besos!

    Celeste

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Entonces este post te vino al dedillo! Me alegra darte una idea ;)
      Las temperaturas en la oficina son un caos: te morís de calor adentro pero cambiás de ambiente y de nuevo te estás congelando. En la mía pasa eso así que generalmente visto de media estación como para no asarme pero tampoco morir de frío.
      ¿Viste lo que es el ruedo de la camisa? Le había hecho una foto en primer plano pero me pareció redundante ponerla.
      Besos!!

      Eliminar
  3. Cambia completamente! Enmarca al suweter, aunque le da un toque más formal me parece

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enmarca el sweater, nunca mejor dicho!

      Eliminar
  4. La perfección! Amo los cuellos abotonados hasta el final y sacarlos por arriba del sweater. Tus opciones, divinas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy testigo de que te gustan y de lo bien que los lucís.
      Besos, amiga!

      Eliminar
  5. Sí! Amo las camisas en todas las estaciones! Y también uso una parecida a la tuya y una de gasa transparente abajo de vestidos "de verano" (sin mangas) para poder aprovecharlos también en invierno :).
    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. SÍ, sí y sí a las camisas de verano bajo los buzos o prendas tejidas! Me encantan, hasta las camisas manga corta uso, eso sí, si estoy segura que no tendré que sacarme la prenda superior. Saludos invernales. Sonia.

    ResponderEliminar

Compulsión de comentarios