posts

¡A chocar copas!


El lunes hablamos sobre los regalos y hace unas semanas lo hicimos sobre opciones de vestidos. Dentro de este período festivo que pronto comienza, hoy nos toca hablar de algo que a todos nos compete: los encuentros de diciembre. ¿Cómo hacemos para no volvernos locos ni estresarnos más de lo que ya estamos? Una de las cosas que a mi me ayuda mucho con esto es ser quien decide dónde será cada encuentro. 
Para recomendar lugares o planificar mis salidas últimamente hago uso de Instagram, precisamente de mi cuenta @DiarioDeBrindis que me ayuda a recordar dónde fui y qué me gustó. Para darles una mano a ustedes con la elección de los lugares para juntarse con amigos, compañeros de trabajo, conocidos o quién sea (!), armé una selección de favoritos según los gustos o la zona. Les ilustro con capturas de pantalla de Diario de Brindis:

1) Si te gusta tomar vino (y probar varias etiquetas)

En el podio de mis favoritos se encuentra Aldo's. El primer restaurante del sommelier Aldo Graziani se encuentra en San Telmo (pegadito al club de jazz Bebop, otro recomendado). Al espacio de Moreno 372 se le suman otros dos: Aldo's Wine Bar y un nuevo Aldo's en Palermo. 

El primero está en Paraguay 823 y se caracteriza por ser pequeño, acogedor e ideal para un encuentro íntimo olvidando el ruido de la ciudad. El vino por copa se sirve en tres medidas de acuerdo a las ganas que tengamos de tomar, permitiendo también que conozcamos varias bodegas sin sentirnos pesados ni satisfechos. 

El nuevo Aldo's, por otra parte, mantiene el formato y el estilo del de San Telmo pero se acerca a otro público al ubicarse en Palermo, en Arévalo 2032 (muy cerquita del Mercado de las Pulgas). Fue inaugurado a principios de este mes y como sus otros dos compañeros de ruta, se destaca por la cantidad de etiquetas de vino para tomar por copa. ¿Y la comida? Excelente. Ya sea que pidan fiambres para picotear o platos principales, de cualquier forma van a salir felices.




2) Si andás cerca de San Telmo

Gracias a que Diego cambió de trabajo y mudó sus compromisos laborales a San Telmo, me adentré mucho en este barrio y su propuesta gastronómica. Al vivir cerca de Villa Urquiza desde ya que este barrio nos queda en la otra punta del mundo, pero estando ambos en la misma zona durante la jornada laboral nos hemos permitido recorrer sus calles y enamorarnos de ciertos lugares. 
Los dos recomendados no están en el medio de San Telmo sino más bien a sus afueras, precisamente en el tan de moda Boulevard Caseros que también toca los límites de Barracas y Constitución.

Napoles (Avenida Caseros 449) pasó a ser uno de nuestros favoritos cuando entramos a su inmenso salón que es la unión de dos anticuarios. Entre las mesas aparecen esculturas, obras de arte, percheros con camperas de cuero vintage a la venta, metegol y hasta una moto. Esta estética tan original nos hace viajar un rato y olvidar dónde estamos. Para comer hay pizzas, pastas y picadas; para beber encontrarán vinos, excelente coctelería y buena variedad de cervezas. Ojo! Sí o sí con reserva.

Si quieren cerrar la jornada con una copa extra, solo tienen que cruzar la calle e ir a Club Social Deluxe (Avenida Caseros 442). De luces ténues y ambiente tranquilo, este bar es perfecto para conversar, relajar y despedirnos hasta el año próximo.




3) Si andás por el centro

Dos restaurantes que no fallan y que mantienen cierto encanto porteño que nos hace sentir en casa.
Los Galgos, bar notable de la ciudad, ofrece platos tradicionales con gran sabor y el Negroni en diversas combinaciones. Me encanta este trago y lo pruebo en cada lugar al que voy por lo que puedo decir que el de Los Galgos (Avenida Callao 501) es uno de mis favoritos.

Un poco más cerca del Microcentro se encuentra The New Brighton (Sarmiento 645) que reúne a esos mozos "de verdad", señores con años de experiencia y modos que hoy no abundan. Acá les conviene pedir la picada de la casa que es un sinfín de cosas ricas que no paran de llegar y alcanza tranquilamente para tres personas. Si tienen suerte estará el pianista que permite que uno cante mientras toca alguna canción que le pedimos.





4) Si te gusta la atmósfera de los hoteles

Dos de la misma cadena. Uno más joven y uno tradicional que el 16 de diciembre cierra sus puertas luego de haber llenado de glamour a la ciudad por 15 años.

En The Brick Hotel (Posadas 1232, frente al Patio Bullrich) se conjugan el arte, lo moderno y la elegancia accesible. Su bar/restaurante ofrece platos que combinan muy bien con el after office ya que son sencillos pero a la vez sabrosos. Para una primera aproximación a la gastronomía del hotel, elijan la picada de After Office que viene con dos tragos y variedad de cosas ricas para picotear (también está la opción vegetariana). Como les decía al principio, en este hotel siempre hay muestras itinerantes de arte por lo que el paseo por los pasillos suma una experiencia extra. Si la tarde/noche lo permite, pidan tomar una copa en el jardín y después me cuentan ;)

Al que le decimos adiós en breves es al Sofitel Arroyo (Arroyo 841) que no renueva contrato y deja al espectacular Edificio Mihanovich sin destino aparente. Aprovechen la primera quincena de diciembre para darse cita en el Café Arroyo (el bar del hotel) o en Le Sud (el restaurante). En el primero se destacan los fiambres y quesos, la coctelería y el picoteo que acompaña a cada trago. Respecto de Le Sud todo es para adorar. Desde la panera hasta el momento en que te despiden.






Tengo más recomendaciones en carpeta pero este post me va a quedar infinito si sigo escribiendo. Rapidito, como quien no quiere la cosa, últimos favoritos: Boticario (Honduras 5207, Palermo), La Bodeguita del Medio (Báez 211, Las Cañitas) y Namida (Bonpland 2215, hotel Palo Santo, Palermo). El primero para tragos originales y sabrosos (pidan el Tónico de la Casa que es un Negroni distinto y se llevan el frasco de regalo); el segundo para ritmo, Mojitos y comida caribeña; y el último para sushi de buena calidad (elijan una mesa en el jardín de invierno).

Ojalá alguno de estos datos les sea de ayuda y por supuesto que se aceptan todos los datos que quieran aportar.

¡Feliz jornada soleada! 

2 comentarios:

  1. Muero por conocer Nápoles porque soy fanática de las antigüedades desde chica. Fui un feriado a San Telmo creyendo que estaba abierto todo el día y las 3 me cerró casi en mis narices! Volveré.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué tarde te respondo! Mil discupas :(
      Napoles te va a encantar si sos fan de las antigüedades. Es de lo más original que he visto y hasta te hace sentir de viaje porque la atmósfera es un combo de varias épocas. Si llegás a ir, andá a lo seguro: pizza o pastas. El resto de los platos cumple pero son mejores los clásicos de Italia.
      Besos!

      Eliminar

Compulsión de comentarios