posts

Recomendado mientras estoy de vacaciones (III)



Como les comentaba en el post anterior, me encanta degustar vinos. Parece que con los años los gustos cambian y ahora no me desvelo por comprar tal o cual cartera sino por tener y luego probar un determinado vino. Hay algo de placentero en el momento de observar nuestra colección de etiquetas: tenemos varias cepas, atesoramos una o dos joyitas y cada vez queda menos espacio para guardar botellas. Todo eso junto es un extraño nuevo placer para mi y lo cierto es que me encanta. Varias veces les he comentado que en el último Hot Sale no compré nada para usar sino que aproveché una excelente oferta de Tonel Privado (gracias al dato de una lectora) y así me hice de 12 botellas de vino. 

De a poquito comencé a seguir bodegas por redes sociales para enterarme de su producción y de sus novedades. También lo hice con tiendas del rubro y especializados en el tema lo cual marcó un notorio cambio en mi timeline de Twitter: la mitad de lo que leo proviene de enólogos, periodistas gastronómicos, bodegas y sitios de venta online
Hace unos días recibí una gacetilla de prensa que informaba la llegada de la segunda edición de la Feria de Vinos Orgánicos y como luego me llegó una invitación para asistir a un evento de prensa del evento, no lo dudé. La cita fue en La Bótica del Ángel, la emblemática casa-museo de Eduardo Bergara Leumann que obrará de sede de la Feria los días 21 y 22 de agosto.

Cada pasillo y cada habitación son una mezcla encantadora de delirio, arte y cultura.

¿Sabían que La Botica del Ángel tiene 1500 m²? Cada piso es interesante pero la terraza fue el lugar que más disfruté.

La noche transcurrió en varios pasos. Primero se nos mostró un video sobre la historia de La Botica del Ángel relatado por el mismo Bergara Leumann. Después de esa introducción, comenzamos a adentrarnos en los pasillos y las habitaciones de la casa mientras que, durante ese recorrido, paramos en 4 estaciones con vinos que estarán participando de la Feria. Luego de probar estas etiquetas, llegamos a la terraza para acompañar las copas con productos orgánicos exquisitos.

La moda también le pone vida, color e historia a La Botica



Bella postal de una noche con Luna tímida

La velada fue hermosa y les confieso que luego de la última estación, y ya estando el grupo completo en la terraza, las risas no faltaban: todos estábamos relajados gracias a los brindis entre piso y piso.

Sobre los vinos orgánicos sé poco. Probé solo dos marcas antes de este evento (una de ellas es Puro de Dieter Meier... ¡10 puntos!) y me quedé con ganas de sumar muchas más. ¿Y por qué se llaman orgánicos? La información de prensa dice los siguiente:

Los vinos orgánicos y biodinámicos son una tendencia internacional, que cada vez son más elegidos por consumidores que toman conciencia de los beneficios de producir y consumir productos sustentables.

Los vinos orgánicos son aquellos que optaron por un sistema de producción amigable y responsable con el medio ambiente y la salud; utilizando como medio de producción el cultivo natural donde los productos tóxicos (pesticidas, herbicidas, fertilizantes artificiales) se encuentran totalmente prohibidos, tanto en los viñedos como en la bodega.

En la producción biodinámica sus productores –además de las consideraciones respecto a los cuidados orgánicos–, establecen su calendario vitivinícola en conjunción con los ciclos lunares y la armonía entre diversos agentes naturales, como animales y vegetales que conviven entre los viñedos.

En una época donde la conciencia ambiental está presente en nuestro día a día, es bueno saber y conocer que la industria del vino también ha dado un paso importante al respecto. 
Si ustedes quieren aprender más sobre estos vinos, probarlos, pasar una velada única en La Bótica del Ángel y brindar en varias oportunidades, la Feria de Vinos Orgánicos merece un lugar en la agenda. La entrada cuesta $250 e incluye libre degustación. El horario para ambos días será de 19 a 23 horas (click acá para inscribirse y acá para conocer las bodegas participantes).

Seguramente estaré por ahí el viernes 21 de agosto. ¿Listos para que brindemos?


*Nota: como estoy de viaje y no quiero dejar al blog sin contenido, hasta el 14 de agosto los posteos versarán sobre la idea de vacaciones y aquellas cosas que se pueden disfrutar cuando tenemos tiempo de ocio. Probablemente no responda los comentarios hasta la vuelta así que sepan disculpar el silencio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Compulsión de comentarios