posts

La moda y la publicidad

Hoy puedo decir que es un viernes de locos. Tenía mi día todo programadito: desde las 11 hasta las 22 hs. Es más, ya saber como iba a distribuir mis actividades y además qué me iba a poner (¡lo más importante!) me hizo tener un descanso calmo y relajado, como para arrancar el viernes con el pie derecho. Pero no. Más que con el pie derecho desperté con la humanidad izquierda. A las 13 hs. todo iba sobre rieles hasta que recibo en el celular el llamado de la encargada de mi edificio.

Esta es la situación:
(Aninka terminando su sesión de spa en el centro de estética -yo me mimo-)
-"Hola... " (suspiros de relax y tranquilidad)
-"Hola Aninka? Habla Griselda"
-"¿Qué Griselda?" (por reservar un nuevo turno para masajes y poniéndome los anteojos de sol)
-"Griselda, la encargada de tu edificio" (con tono medio alterado)
-"Ahhhh, Griseldad, ¿cómo andás?... ¡¿para qué me llamás?!" (derrumbe de fichas en mi cerebro, algo había pasado)
-"¡¡Se está inundando tu departamento!! ¡¡Vení!! ¡¡Esto es un caos!!"
-"¿Qué? ¿Cómo? Ehh.... Voy! ¡Voy para allá!"
-"Dale, venite por favor". Cortó.

Inmediatamente se me instalaron unas ojeras tremendas, se me tensaron los labios y los ojos giraban desparramados. Se estaba inundando mi departamento pero... ¿era grave? ¿Había pasado algo más? ¿Estarían los bomberos? ¿Se filtró agua desde mi baño? En fin, se me ocurrían estas cosas y otras más mucho más disparatadas que me reservo para continuar sosteniendo mi supuesta cordura.

Por alguna extraña razón los taxis no me paraban (probablemente mi cara los asustaba) y tuve que caminar unas tres cuadras por Av. Córdoba hasta que alguien se dignó a llevarme. Al subirme, cumbia a todo volúmen y yo mega estresada pretendiendo llegar en 10 minutos a Villa Urquiza desde Barrio Norte. Le digo la dirección y no responde nada. A los 5 minutos me dice: "¿El de adelante no te quiso parar, no? La verdad que... " y lo tuve que interrumpir ya que creía que las Cataratas del Niágara se habían prolongado a mi aromático barrio: "Mire, tengo una emergencia, la verdad no me importa si los taxis no me paran". El hombre quedó duro y continuó manejando.

Av. Córdoba era la procesión a Luján con el triple de fieles que van siempre. A mi taxista, como se ve que tenía ganas de charlar, se le ocurrió la genial idea de ponerse a discutir con una mujer de otro auto: "Che!!! Raquitica!! Manejá bien! Tenés que doblar acá, pedazo de tarada!". Asi se inició una discusión de menos de 5 minutos que yo sentí eternos y entre la cumbia y los insultos me daban ganas de eyectarme del móvil 810 de Premium.
Concluído el trayecto por Av. Córdoba y ya por Av. Alvarez Thomas, en un semáforo veo como una mujer le empieza a pegar a un tipo en la calle, y la gente se mete a separarlos.
Por mis adentros sentía que se avecinaba el peor día de la historia para mi: la mala onda abundaba por doquier.

Finalmente llego a casa. Veo que en la calle hay agua por todos lados. Me encuentro con Griselda que sólo atina a decir: "¡Subi!". El ascensor no funcionaba y cuando agarro la escalera, chorros de agua caían sin parar. Con cada escalón me imaginaba un mueble distinto de mi casa haciendo snorkel por el living.
Mis vecinos estaban secando los pisos y cuando abro la puerta de casa se resuelve la duda: el living con agua y nada más. A mi vecina se le había roto el termotanque y desde las 12 hs. estuvo perdiendo agua a más no poder. Por suerte, el caminito que siguió el agua fue más que inteligente y enfiló directo para la escalera. Como el piso de mi living es de cerámica, con un trapo y un secador resolví todo.
No obstante ello, desde el momento en que me enteré hasta que llegué a la puerta de mi casa, mi cabeza vivió una odisea.

Pensé el post de hoy para distenderme un ratito y que ustedes me acompañen con ello. Apunto más a las chicas porque lo que vamos a ver a continuación son publicidades de perfumes, relojes y algo de ropa con modelos que -al menos a mi- cortan el aliento.
Ojo! No pretendo ser una baba andante: un poco de relax visual que compense el corporal que tuve tempranito, y haga descansar a mi cabeza de tanto pensamiento catastrófico.
¡Buen fin de semana!

Mi preferida: Tommy Hilfiger. Amo esta imagen: romántica y sofisticada.


Scarlett para Calvin Klein. Su rostro muestra dulzura y enamoramiento.
Sr. Polo: Nacho Figueras para Ralph Lauren. Muy masculino.


Catherine Deneuve para Louis Vuitton.


El hombre aventurero es Ewan Mcgregor.



Totalmente hipnótica la mirada de Clive Owen para Lancôme.

Jovencito estrella: Josh Harnett perfumado por Armani.


Jude Law de la mano de Dior.

Mr. Bond y su reloj Omega: macho en smoking.


8 comentarios:

  1. Me hiciste matar de la risa con las fotos que ilustran tu imagen de como estaba el departamento y tu cara. Al margen, groso Daniel Craig, dan ganas de comprarse el Omega (aunque estimo que mi presupuesto no da para esos lujos).

    ResponderEliminar
  2. noo, pobre de ti Any. me mori con tu historia!! ajaja muy bien relatada!! y las publicidades las q mas me gusto es la de Nacho Figueras es argentino y es un bombon!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  3. ani!! que gracioso pobrecita imaginandose el dpto sumergido en agua!!
    me encanto la foto del avestruz!!!!

    yo no se como le tuviste paciencia a ese tachero, yo directamente me bajo.
    cada vez les tengo menos tolerancia cuando me hablan y hablan sin parar y yo no les contesto porque no tengo ganas o estoy cansada o pensando en mil cosas a la vez, en fin, siento que me roban energía y NO SE CALLAN!! es lo peor de lo peor!
    que suerte que fue solo un susto y una anécdota divertida!
    besitos
    buen finde

    ResponderEliminar
  4. Noto con alegría que estas dominando el arte de elegir fotos que ilustren la situación. Me alegra más que lo de tu depto no haya pasado de una cosa ligera.

    ResponderEliminar
  5. Pobrecita!!

    Viste lo que me preguntaste de Kielh's y las muestras??

    Kiehl's es el paraiso de las muestras gratis no compras y te dan muestras igual de lo que quieras

    Ademas los productos son buenisimos, y tenes 6 cuotas sin interes con todas las tarjetas =)

    Que garron lo del dpto, pero que bueno que no fue nada...

    Mi favorita, la de Jude Law!! Adoro a ese chico!!

    Un besote Aninka!!

    =)

    ResponderEliminar
  6. Estimado Dieguistico!: Me alegra haberte hecho reir :)
    Daniel Craig es EL dandy. Si se pone un reloj de plástico, de esos que venían en el Topolino, la gente correría a comprarse uno.

    Estimada Antonela: Como diría mi mamá: "Ya pasó, ya pasó". Por suerte la saqué barata.
    Y Nacho Figueras, bombón for export.

    Estimada Ce: En un momento pensé en bajarme pero como por alguna extraña razón antes nadie me paraba, preferí quedarme ahí, contar hasta 1 millón y ponerme en "off" hasta llegar a casa.

    Estimado Lord: Sigo buenos blogs que me dan ideas ;)

    Estimada Anita: ¡Ya me voy a Kiehl's! Bueno, ya no porque es domingo y son las 23.58 hs. pero en cuanto pueda voy. Ahora que lo pienso, debería haber pasado el martes que estuve en Dot. ¡Amo las muestras gratis!
    Mil veces gracias por el dato :)
    Sobre Jude Law, qué decirte más que suspiros.
    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Polilla7810/8/10 17:44

    Aninka, recién te leo, días de caos y poco relax.

    Lo que me hiciste reír con todo tu relato, te juro que me enganché tanto que sentía que me pasaba a mi, desde el llamadito de la encargada, que en los seg previos a que te digan que pasó se te baja la presión (es como los llamados que uno recibe de madrugada y antes de atender se le cruzan las peores tragedias y resulta ser que era equivocado, gracias a Dios!) y lego todo el trayecto con el tachero, que tipo insoportable!! y maleducado por sobre todas las cosas. Me alegro que no haya sido tan grave como pintaba y que con un trapo se haya solucionado!
    Respecto a las gráficas, me quedo con la 1ra por producción y la de Davidoff porque...bué, me reservo mis pensamientos, ja, divino!!!
    Besos!
    Pau

    ResponderEliminar
  8. Estimada Polilla78/Pau: Veo que te pusiste en la piel de la situación y comparto eso de aquellos llamados inesperados que te cortan el aliento y terminan siendo nada (en mi caso, a cada rato me llama la grabadora de una concesionaria diciéndome que me gane un auto).
    La verdad es que fué solo un susto y trapo mediante se solucionó toda mi odisea.
    El tachero: impresentable.

    La foto de Hilfiger me alucina. La silueta de ellos, el pelo al viento de ella, la forma en que el la sostiene por la cintura, los colores, en fin, divina.
    La de Davidoff es hermosa. Hay otra con uno de los actores de Lost que también te deja correteando por tus pensamientos ;)
    Besos!!

    ResponderEliminar

Compulsión de comentarios