posts

Evento de tarde... ¿qué me pongo?

Cuando me invitan a un evento formal que arranca a las 18.30 horas, mi mente se nubla por completo. Pensar en algo para el mediodía o para la noche es simple: sabemos qué es lo que hay que evitar en ambos casos (por ejemplo, para el día no da que nos presentemos con vestido de cocktail, stilettos y maquillaje sobrecargado; en la noche descartamos zapatillas urbanas con jeans y remerón). Pero para la tarde, ¿en qué categoría nos tenemos que poner? Sumémosle al asunto que se trata de una ocasión formal y tenemos un problema de grandes proporciones. Bueno, al menos yo lo tengo que no me sé dar mucha maña en estos temas. 

"¿Las ballerinas quedan descolgadas? ¡Justo las lindas las tengo sin lustrar!"
"El abrigo negro me quedaría perfecto pero al clima se le ocurrió hacerse el primaveral"
"Si delineo mis ojos ahora para cuando llegue la tarde voy a ser un mapache"

Todas estas cosas me pasan y aunque los eventos en cuestión terminan siendo fabulosos, les juro que sufro la previa frente al espejo y el placard. 
Pensando que quizás no sea la única que transite por estos momentos escandalosos de indecisión (!), hoy pretendo darles -y darme- algunos tips a tener en cuenta . Precisamente hace unas semanas tuve dos eventos de estas características y ambos fueron en hoteles de lujo, lugares preciosos para recorrer y disfrutar pero también espacios que parecieran mirarnos con el dedo indicador (más aún si la inseguridad nos atacó antes de salir de casa).

Para arrancar vamos a recorrer mis recuerdos. De primeras los invito a meterse en lo que fue la visita al hotel Alvear donde me esperaba una cena con sushi y tragos en el Champagne Bar. Jamás había recorrido los pasillos del hotel y es sublime. Esperaba que de algún lado aparezca Mirtha Legrand saludando a la gente y subiendo a una habitación pero lo cierto es que no me crucé con ninguna personalidad distinguida. 




¿Y qué me puse? Siempre trato de ser fiel a mi misma: me niego rotundamente a estar incómoda, incorporar ropa que nunca uso o creerme un personaje que no soy. En este caso recurrí a uno de los comodines ideales de cualquier mujer: el vestido.

Medias opacas y mocasines bicolor. Acompañé con abrigo negro y cartera color suela. Nada demasiado rebuscado sino más bien un look básico y versátil (si son más de tacos fácilmente los pueden adaptar a este equipo). Como accesorios un único anillo protagonista y aros que se pierden entre el pelo.



El segundo evento que me convocó a un hotel fue la semana pasada y la cita se desarrolló en La Vinoteca del Palacio Duhau. Se trataba de una degustación de vinos y quesos con la presencia del orfebre Marcelo Toledo quien, en el espacio de arte del hotel donde tiene vitrinas con sus creaciones, nos mostró cómo tallaba un diseño en una botella de Catena Zapata. Un privilegio.

"Alguien que me diga su nombre así lo tallo en esta botella". Ni lenta ni perezosa dije el mío y aquí el resultado. Entre que el vino me encanta y que estaba mi nombre en esa botella, no podía estar más feliz con la experiencia.

Así lucía la mesa de degustación. La foto es gentileza de AURUM.

Probamos dos cepas de Catena Zapata (cabernet sauvignon y cabernet franc) en dos tipos de copas: de cristal y de plata. Maridamos con los distintos quesos de todo el país que tiene el Palacio Duhau en su cava especial.

La frutilla de la torta fue el regalo que cada uno de los invitados nos llevamos: una botella de pinot noir (cepa favorita!) con nuestras iniciales talladas por Marcelo Toledo. 

¿Y qué me puse? Era uno de esos días en los que sentís que nada te queda bien y cuando eso me pasa voy directo a otro de los comodines femeninos por excelencia: el pantalón negro. Lo combiné con camisa de seda y abrigo, todo en negro, y busqué acentuar detalles como zapatos y cartera para no estar demasiado engamada.

Marcelo Toledo es encantador. Se puso a charlar con nosotras sobre cómo sacarle provecho a Twitter y sobre las aplicaciones que descargaba pero que no entendía; también nos preguntó sobre nuestros blogs y nuestras vidas. Pudiendo estar arriba de la estrella que ha cosechado (ha hecho trabajos para Robert De Niro y también llamó la atención del New York TImes) era uno más de los invitados.
La foto es gentileza de AURUM.

Ballerinas amarillas y cartera con estampa de hojas, flores e insectos.

En conclusión, el vestido y el pantalón negro son los favoritos cuando dudamos qué ponernos. Claro está que podemos tener pantalones de otros colores -o estampados- y para que nos resulté fácil la tarea de combinarlos, no deben faltar las camisas y los blazers. Probablemente no estoy diciendo nada nuevo pero les juro que cuando miraba el caos de ropa sobre mi cama ideando formas de vestirme, me sentí aliviada al recordar al querido pantalón negro y al siempre bienvenido vestido que con medias opacas queda perfecto.

¿Algunos tips para sumar en este post? 
Hablando sobre cómo vestirnos para determinada ocasión, miro por mi ventana a la lluvia liviana que no cesa y me gustaría poder salir vestida con un overall. Primavera, ¿vas a venir?

¡Besos muchos!

PD: les agradezco de corazón los comentarios amorosos que me dejaron en el post del lunes. ¡Hasta una canción incluyeron! ♥

8 comentarios:

  1. me gustan los vestidos, disimulan, te hacen ver femenina, dependiendo de los accesorios pueden ser usados para varias ocasiones, te quede muy bien tu eleccion, el pantalon negro deberia estar en nuestros closet, asi como un vestido negro...lindas tus salidas y muy tops.

    cariños desde chile ( le di me gusta a tu pag del face, en la foto salgo con mi hija).

    Liliana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Absolutamente. Son prendas que no tienen que faltar porque siempre nos sacan de apuros.
      Bienvenida a mi fan page: un placer tener por allá :D

      Eliminar
  2. Hola Anin! Por supuesto que me hiciste recordar esos "hermosos momentos" ( grrr ja) en los que a pesar de tener por suerte un montón de prendas nada parece convencerme para la ocasión y también salgo pensando que me equivoqué con la elección :). Tus looks fueron super acertados, bello ese vestido y el negro siempre nos salva con un toque de color y accesorios listo!
    No pude comentar el lunes, pero creo que ya lo he hecho en otra ocasión, es tu blog, te seguimos porque nos gusta, nos divierte , muchas veces, más de lo que quisiéramos, tenemos que ignorar comentarios para mantener nuestra salud mental jajaja así que aquí estamos!!!
    Esperemos que llegue la primavera pronto y mi consejo para hoy: no salirrrrr jajajja
    besos
    Ale

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando menos lo espero, me pasa que me miro y nada me gusta y suele ser en esos momentos donde el tiempo apremia (y terminando llegando tarde, obvio). Me ha pasado de llegar a la calle, mirarme y decidir volver a casa a cambiarme. Una loca, jaja!

      Gracias por la compañía de siempre ♥
      Besos!

      Eliminar
  3. Anin, hola! Del clima mejor ni hablemos, estoy aburrida y la ropa no se seca más: en estos días deseo tener una secadora en mi casa!

    Eventos del tipo que contás no he tenido pero sí es verdad que hay ocasiones en que no sabés qué ponerte o porque la ocasión no es habitual o por el horario o porque nuestro humor no es el mejor. Muy buenas elecciones las tuyas: un vestido siempre salva y lo mismo el clásico pantalón negro, siempre viste. Creo que si hubiera estado en tu lugar, habría hecho elecciones similares.

    Un beso!

    Celeste

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Mis toallas necesitan ventilarse! Tremendo este clima y el canasto de la ropa sucia que pronto va a empezar a hablar para pedirme que lo libere. Parece que el sábado vuelve a salir el sol. Ya estoy preparándome mentalmente para una jornada a pleno lavarropas.

      Y sobre la ropa, me pasa cuando ando con el SPM a cuestas que TODO me queda mal: desde algo a medida hasta una sábana. No hay forma de estar conforme durante esos días.

      Beso!!

      Eliminar
    2. Tal cual, el SPM nos revoluciona!!! Besos,

      Celeste

      Eliminar
  4. Ya los había visto por instagram los looks pero acá se aprecian mejor. Siempre divina y bien pensadas tus elecciones. Me encantan! Y que lindos esos eventos de los que nos contas.
    Si tenes frío, pasate por el post de viaje de hoy.
    Saludos
    Ana

    ResponderEliminar

Compulsión de comentarios