posts

Feriado = ¡Juegos!

Si alguno de ustedes ya pasó los 30 (como yo que estoy a días de los 32), seguramente habrá escuchado hablar o, mejor aún, habrá jugado con una Commodore 64. Dice mi amiga Wikipedia que esta computadora doméstica fue creada en 1982 y utilizaba una cassetera para cargar los juegos. La paleta de gráficos era de 16 colores y, por supuesto, para jugar hacía falta un joystick así como también exceso de fanatismo gamer. Increiblemente, los juegos que tenía median en promedio 25 KB, es decir, la nada misma. Sin embargo, este ínfimo número de bytes tiñó mi infancia con infinitas horas de entretenimiento y alegría.
-
Pantalla de inicio de la C64
-
Para mi total beneplácito, el ya famoso Lord de los Alfajores me devolvió la sonrisa de la niñez cuando me mostró que existía un simulador de Commodore que permite que carguemos aquellos retrógrados juegos y nos obsesionemos con tratar de pasar al nivel 2 saltando serpientes y calaveras mientras comemos diamantes y evitamos las llamas.
-
Sé que suena pedorrisimo pero poder rememorar esa época infante donde la inocencia y la candidez es lo que marcaban nuestro semblante y dibujaban nuestra sonrisa, es algo que me llena de felicidad. Tal como en Ratatouille, cuando el temible critico Anton Ego prueba el plato que lleva el nombre de la pelicula e inmediatamente revive las sensaciones de sus años de juventud, asi me siento yo cuando cargo mis juegos de menos de 100 bytes y me instalo en mi cama a jugar una y otra vez.
Sin lugar a dudas, un feriado ideal.
-

Montezuma´s Revenge: ¡mi juego preferido!

4 comentarios:

  1. Mi ego y alegría han subido a niveles estratosféricos. Me encanta despertar al gamer dormido que yo creo que todos tienen. Esto es sólo el comienzo!

    ResponderEliminar
  2. Pero yo no soy una gamer dormida, Lord!! Mis genes lúdicos están hace mucho :)

    ResponderEliminar
  3. yo tengo el simulador de atari en mi maquina..es buenisimo..besos!

    ResponderEliminar
  4. Grosa Kathy!!!! Sos de las mías! Fashion Gamer Blogger :P

    ResponderEliminar

Compulsión de comentarios