posts

Feria de las Naciones + Kenzoki + tarde de golf



Dos días a pura actividad. El viernes fue de compras y el sábado de relax. Va la crónica de ambos para ponerlos en tema.
-
Viernes: shopping day!
Feria de las Naciones
-
A las 14.30 hs. estuve en el inicio del la Feria de las Naciones. En mi post anterior les conté que me iba de cabeza al encuentro anual de COAS ya que los precios eran terriblemente seductores. Por suerte asi fué. Estuve hasta casi las 17 hs. y compré 4 cosas por algo más de $200. Todo lindo, todo felicidad, bolsas en mano y sonrisa Colgate. Pero en la Feria, para llegar a salir con algo en la mano, hay que pasar los siguientes obstáculos:
-
1) Las señoras. Hay cientos, miles. Se reproducen de extraña forma: estás en la cola con una atrás y de repente aparecen 3 más al lado de la que viste, y al ratito cae el marido de una y otra de atrás que se sumó a la charla. Al final, sos vos y un grupo de 10 personas que forman un conjunto como si fueran una sola persona.
Además de eso, parece que se ven todos los años, ya sea comprando o como parte del staff de ventas. Eso no tiene nada de malo salvo que de alguna forma se divisan en la lontananza y vos que ibas caminando lo más pancha por un caminito tenés que quedar en el medio del abrazo, los besos y el "¡¡Ayyy!! ¡Viniste! Hace tanto no te veía. ¿Qué tal los chicos? ¡Viste que calor! Ayyy! Que divina la Feria". Conclusión: si ves a dos señoras que están por saludarse, huí. Si tenés clases de slalom, aprovechalas.
-
2) Las filas. Son ad infinitum, eternas, infinitas, por siempre y para siempre. En fin, son largas. Como les dije, llegué a las 14.30 hs. y hasta las 17 hs., ¿saben cuántos stands de COAS visité? ¡Dos! Mientras mi mamá hacía la fila en uno de los de ropa, me hice una escapada al de bijouterie, ¡y listo! En el de ropa habremos estado más de una hora en la cola. Claro, la pasamos bárbaro (?) mientras escuchábamos que el hijo de 40 años de una señora todavía vive con ella y su marido porque "el chico está cómodo en casa"; luchábamos con una mujer que se empecinaba en usar el hombro de mi mamá como una prolongación de su cuerpo; protestábamos contra otra señora que iba y venía "para ver la vidriera" y descuajeringaba toda la fila. ¡Divino divino!
-
3) Combineta nefasta: las señoras en las filas.
¿Hace falta que entre en detalles? Sumen 1 + 2 e imaginen la pesadilla: Robert Englund, ¡un poroto!
-
Finalmente, como les adelanté, las compras fueron un exito. Compré una camisa rayada celeste y blanca con jabot a $120. También me llevé dos pashminas: una como de encaje color marfil a $29 y otra que mezcla encaje y lana gris a $46. Por último, un collar divine a $49.
Al salir del predio, me fui chocha de la vida con mis adquisiciones.
-
Bonus Track de la Feria: la fila para los zapatos. ¡No se imaginan lo que era! Piensen en esas filas del banco, que van serpenteando. Acá daba más de 8 vueltas y eran como de a dos o tres personas juntas. Una pena porque le tenía mega ganas a las chatitas :(
-
-
Sesión de cabina de Kenzoki en Rouge del Patio Bullrich
-
Ya varias veces conté que en el blog De Voga en Voga salí beneficiada en un sorteo por una sesión de cabina con productos Kenzoki. ¿Sesión de cabina? Mucho no entendía de qué se trataba pero fui a mi cita a las 17 hs. para dejarme sorprender y de paso, terminar la semana a puro mimo.
El Patio Bullrich de por sí es divine. Marcas ABC1, pura sofisticación, detalles chic y mucha tranquilidad. Sumado a todo eso, el espacio que tiene la perfumería Rouge en el shopping es exquisito. Bajás una escalera mecánica individual y te adentrás en un sinfin de aromas combinados en negro, rojo y marrón. Unos preciosos sillones Chester se ubican en el centro sirviendo de descanso por si te dan ganas de desmayarte al ver la cantidad de perfumes asi como de cosméticos que tienen.
-
Me esperaba Silvia, consultora de la marca, y en cuanto llegué me ofreció algo para tomar y me dijo una palabra mágica que cumplí al pie de la letra: "relajate". Acuérdense, venía de la Feria de las Naciones (con señoras blabletas y filas endemoniadas), era viernes, más temprano había ido a la psicóloga y más encima trabajé a la mañana para poder tener la tarde libre. Lo de Silvia fue simplemente una genialidad.
-
Al ratito me invitó a un cubículo cerrado por una gran cortinado negro y me acosté en una camilla escuchando un agradable cantar de pajaritos. A partir de ahi, unos 40 minutos de tratamientos faciales, mimos en los brazos y masaje en la espalda. Debo haber usado más de la mitad de los productos de la marca y al salir de la cabina, mi cara de paz no tenía parangón. Tecito de por medio, Silvia me llenó de muestritas (las que son realmente preciosas) y, obvioooooooooo, compré un exfoliante que tiene la particularidad que viene en polvo y una lo "crea" mezclándolo con agua o crema. Genial. Todo lo de Kenzoki lo es, ya que tiene un concepto muy interesante y utiliza productos y aromas originales.
Antes de partir, le pedí a Silvia que me maquille un poco asi mi novio no me veía tan a cara lavada. Asi fue como conocí a Adriana, mi nueva consultora de Givenchy.
Me fui relajada, perfumada y maquillada, con mi exfoliante, mis muestritas y mi nueva base de maquillaje: Photo'Perfexion.
-
-
Sábado: ¡al golf se ha dicho!
-
Esta parte es más que nada para mostrarles algo de lo que me compré en la Feria y mi estado de relax total en esta hermosa tarde de sábado en la que acompañé a Diego a tirar unas pelotitas en el driving y aproveché de disfrutar del encantador sol de noviembre.
-
¡Hasta el lunes!

Look de chica golf (novia del golfista, en realidad). Va el detalle: camisa larga rayada con jabot de COAS ($120), collar de COAS ($49), remera negra de Complot -es una de las últimas que me compré- ($98), calzas de Av. Santa Fé ($35), botas color suela de zapatería de Villa Urquiza ($200), cartera crocco color suela de Prüne ($300) y mis divinas gafas de sol de Complot ($85).

La familia Callaway


Almuerzo tardío: hamburguesa con huevo en puesto de choripanes de la Costanera. ¡Versatilidad total!


Final con cara de loca total en Walmart: ¿pueden creer que ya hay cosas de Navidad? ¡OMG!

7 comentarios:

  1. Hola Ani, conocí tu blog mediante tendenciera. Me encantá tu estilo y la onda que le ponés a las entradas.
    Te sigo!!
    Besos linda.

    ResponderEliminar
  2. cuantas compras!! ya entiendo tu cara de felicidad en la ultima foto!! saludos =) y segui comprandoooo

    WWW.ESTILOSOBUENOSAIRES.BLOGSPOT.COM

    ResponderEliminar
  3. Trapoholica: ¡Bienvenida! Me alegra que te gustara mi blog. Hace poquito te escribí en FB porque resulta que también por ahi estamos en contacto.
    Gracias por seguirme!!
    Besos!

    Styling Buenos Aires: Es cara de felicidad y un poco de insana :P
    Seguiré comprando hasta que la tarjeta se derrita!!!
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. ani!! no pudiste aguantarte para estrenar nada de lo nuevo vos no??

    me encantan tus fotitos!!

    que ya esta lo de navidad me deprime, esta no va a ser una navidad feliz =(

    queria fotos de las compras y las muestras! (acordate que te lee "la loca de las perfumerias" jajaja

    Ya te dije (y perdona que sea una chusma pesada) que a la que saludaste por FB es Marisa (q no tiene blog) y no trapoholica!!

    Te mando un besote!!

    ResponderEliminar
  5. Ani: ¡que observadora sos! Yo saludando a gtente por FB pensando que son otras personas, jajaja! Vivo en una palmera. Trapoholica: lo siento, me confundí, pero igual estoy feliz de saludarte por acá.

    (sigo con Ani): Me había olvidado de lo de las muestras. Te hago un detalle de todas (las de Kenzoki y las de Lancôme).
    Fush a la pre depre de Navidad. Mentalizate que lo vas a pasar hermosoooo.

    Besos!!!

    ResponderEliminar
  6. Ahh pero qué topetitud! :P
    Es una alegría saber que lo disfrutaste. Gracias por contar la experiencia.

    Besos y buen finde!

    ResponderEliminar
  7. Vir: Top Top Top... 3 :P
    Lo superrrrrrr disfruté. Gracias a vos x 1000!
    Feliz finde!

    ResponderEliminar

Compulsión de comentarios